En la clase de Zumba se puede ejercitar todo el cuerpo al son de la música. Por ello, es un gran método para quemar grasa rápidamente (se pueden llegar a perder hasta 800 calorías en cada sesión) a la vez que tonifica el cuerpo con el ejercicio. Con la práctica de este baile no solo se mejora la forma física, sino también otros aspectos como la coordinación.

Al igual que en otras actividades deportivas que se realizan en grupo, uno de los grandes beneficios que genera practicar zumba es que se elimina la soledad de acudir al gimnasio únicamente a hacer pesas o correr en la cinta. Es una actividad que fomenta la interacción con los compañeros de clase.