El Taller de Recreación se lleva a cabo a través de dos diferentes métodos:

Método deportivo: es un espacio creado y especialmente acondicionado para la realización de actividades recreativas libres, particularmente orientadas a los niños, que incluyen juegos infantiles.

Método lúdico: es un conjunto de estrategias diseñadas para crear un

ambiente de armonía donde los chicos aprendan a través del juego. 

Las actividades son divertidas y amenas, en ellas pueden incluirse contenidos, temas o mensajes del currículo. El juego es un medio donde el niño se relaciona con su entorno, forja su personalidad, le permite conocer el mundo y desarrollar su creatividad, así como también incrementar sus conocimientos.