El trabajo en la Sala de Aparatos  incrementa la fuerza y masa muscular, elimina grasa, fortalece los huesos y mejora el aspecto físico.