El entrenamiento funcional es adecuado para los practicantes de cualquier disciplina deportiva como también para aquellos que solo buscan cuidar su salud, ya que unos de los puntos fuertes de este tipo de entrenamiento es que se adapta a todas las personas según su condición física y objetivo que persigan.

No se basa en focalizar el esfuerzo y tensión en un solo músculos, sino que la suma de ellos es la que dota de importancia este tipo de ejercicio.

El entrenamiento funcional permite trabajar la musculatura del cuerpo de la misma manera que se activa en un deporte determinado o en el día a día.